Seguro que más de una vez has oído hablar del aceite de lavanda. Y no lo decimos solo por la gran cantidad de propiedades y beneficios que posee, sino porque se trata de uno de los aceites esenciales más populares y más utilizados en cosmética para tratar cuestiones de salud, piel y cabello.
Como no queremos que te pierdas nada de lo que este producto puede ofrecerte, en Cosmética Natural Casera Shop hemos preparado una pequeña lista con cinco de sus beneficios más importantes. Y, por si había alguna duda, ¡es apto para todo tipo de pieles! Pero antes de entrar en materia, un poquito de historia…
Orígenes 
Tal y como su nombre indica, el aceite de lavanda proviene del arbusto de la lavanda, que crece en el norte de África y en los países mediterráneos de Europa. No obstante, no es un producto moderno ni ha sido descubierto hace poco. ¡Todo lo contrario! Las civilizaciones más antiguas ya lo utilizaban debido a sus múltiples propiedades terapéuticas, y se dice también que Rene Maurice Gattefosse, químico francés conocido como «el padre de la Aromaterapia», quedó maravillado con las propiedades de este aceite al utilizarlo sobre una grave quemadura que sufrió en su mano. Le resultó tan sorprendente el resultado, que pasó el resto de su vida centrado en el estudio terapéutico de los aceites esenciales en general, y del de lavanda en particular. 
Propiedades y beneficios
1. Propiedades calmantes, relajantes y equilibrantes. El aceite de lavanda suele ser muy utilizado tanto en la Aromaterapia como en la medicina natural para tratar problemas como el insomnio y la ansiedad. Esto se debe, entre otras cosas, a sus increíbles cualidades aromáticas, que hacen que el cuerpo goce de un estado absoluto de relajación.
2. Tratamiento del acné. En pieles grasas, es capaz de combatir problemas dérmicos como el acné y disminuir las impurezas, ayudando así a mantener la piel en perfecto estado.
3. Efecto calmante y antiinflamatorio. También es ideal para calmar y estabilizar zonas irritadas, como pequeñas quemaduras o cortes de menor importancia, además de ayudar a reducir el dolor o la inflamación por alguna contusión y/o congestión sanguínea.

4. Retrasa el proceso de envejecimiento. Mucho cuidado con pensar que el aceite esencial de lavanda elimina arrugas, porque no es cierto. Lo que sí hace es contribuir a revitalizar la piel, regenerar células y mantener el tejido firme, lo que ayudará a retrasar los temidos signos del envejecimiento.

5. Perfecto repelente y antipiojos. Y, si tienes problemas de mosquitos en casa (especialmente en épocas de calor), no dudes en utilizar este producto para repeler tanto mosquitos como polillas.  También es ideal para prevenir los piojos (basta con aplicar un par de gotas detrás de las orejas).
Tal y como puedes comprobar, los beneficios que ofrece no son pocos. Ahora lo único que te queda es probarlo y contarnos qué tal la experiencia a través de nuestro Facebook. ¡Visita nuestra tienda online y hazte con él antes de que se agote!