Los problemas de insomnio son más frecuentes de lo que imaginas. Según la Sociedad Española del Sueño (SES), casi un 40 % de la población se enfrenta al problema, así que es más que probable que tengas a algún conocido que lo padece, o incluso puede que seas tú quien lo sufre cada noche.

Si tenemos en cuenta que pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo, tratar de dar con una solución al problema debería ser algo primordial. Ten en cuenta que dormir una media de ocho horas es lo que permite al cuerpo relajarse y reponer fuerzas, y al sistema nervioso y hormonal equilibrarse.

¿Pero cómo tratar el insomnio de forma eficaz sin tener que hacer frente al uso continuado de fármacos? ¡Sigue leyendo!

Aromaterapia para equilibrar cuerpo y mente

Además de acudir al médico y hacer una consulta al respecto de forma personalizada, otra de las técnicas para tratar el problema del insomnio es a través de la aromaterapia, una práctica milenaria basada en el uso de aceites.

El motivo principal se debe a que los aceites esenciales son capaces de equilibrar el cuerpo, calmar el sistema nervioso, mejorar el estado de ánimo e incluso regular el estrés. Porque, aunque no te lo creas, la vía olfativa es una de las mejores para armonizar el sistema nervioso. Y no lo decimos nosotros, lo dicen los diferentes estudios que han demostrado que el sentido del olfato está directamente conectado a la zona cerebral donde se encuentran la memoria y las emociones.

En este sentido, utilizar aceites esenciales te ayudará a relajarte y conciliar el sueño de forma rápida pero… ¿cómo saber qué aceites utilizas? Te lo mostramos ?

Tipos de aceites esenciales para combatir el insomnio

  • Aceite de lavanda. Es el aceite esencial por excelencia cuando se trata de dormir. Sus propiedades calmantes, relajantes y equilibrantes ayudarán a que tu cuerpo se destense y concilie el sueño de forma más fácil.
  • Aceite de manzanilla romana. Si sufres unos altos niveles de estrés, el aceite de manzanilla puede ayudar a calmar tu ansiedad y, por ende, a conseguir un mayor nivel de relajación.
  • Aceite de cedro de atlas. Su cálido y suave aroma te ayudará en casos de ansiedad y tensión nerviosa.
  • Aceite ylang ylang. Disminuye la tensión al tiempo que facilita el sueño. Además, es capaz de revitalizar la piel.

¿Cómo utilizarlos?

Debido a su pureza y al contenido concentrado de extractos de plantas, los aceites esenciales se deben utilizar con bastante precaución y en ningún caso aplicarlos directamente sobre la piel. En este sentido, lo mejor para usarlos es mezclarlos con algún aceite vegetal -como el de almendras o el de avellanas-, o con alguna crema. En nuestra web hablamos en detalle de las precauciones a tener en cuenta a la hora de comprar aceites esenciales, así que si te interesa, pincha aquí para acceder.

En el caso del insomnio, te mostramos algunas formas en las que podrías utilizar los aceites esenciales mencionados anteriormente:

  • Baño relajante. Antes de irte a dormir puedes probar a tomar un baño y añadir a tu gel unas gotas de aceite esencial. Al terminar, vete directamente a dormir evitando cualquier distracción para mantener el estado de relajación del cuerpo.
  • Masaje. También puedes incluir los aceites esenciales en preparaciones como aceites de masajes y utilizarlos para masajearte diferentes partes del cuerpo, especialmente zonas como las piernas, los hombros y la espalda.
  • Difusor. Otra opción es la de rociar con ayuda de un difusor el aroma por la habitación donde dormirás.
  • Cremas. Si utilizas alguna crema corporal de noche antes de dormir, también puedes echar unas gotas de aceite esencial sobre ella.

Lo mejor para saber qué tipo de aceite esencial te funciona mejor, es ir probando y adaptándolos a tus necesidades. Recuerda que cada uno de los productos mencionados los encontrarás en nuestra tienda online www.cremas-caseras.es