El otro dia se rompió mi antiguo hervidor de agua y encontré uno nuevo a muy buen precio y -¡guau!- a la vez con ¡selector de temperatura! Se puede elegir la temperatura del agua a 40º, 60º, 80º o 100º. Luego  me dí cuenta que util es para tener a la fase acuatica a la temperatura justa sin tener que estar mediendo constantemente. Ya que es recomdendable que la fase acuatica y la fase oleosa tengan mas o menos la misma temperatura cuando se mezclan, pulsas el botón de 60º en el hervidor y listo. No hay que estar pendiente con el termometro en la mano ni nada. Y como esta cosa maravillosa mantiene el agua a la temperatura seleccionada, es perfecta para los dias en las cuales preparas una crema tras otra.

Claro, si prefieres usar agua floral en tus cremas entonces no te sirve, pero para los demas casos me parece una mejora enorme en el dia a dia de la cosmetica casera 🙂