Receta de Gel de Ducha casero
 Ingredientes para aprox. 150gr:

50g Betaina ó Plantapon
3gr Sucrose Cocoate
6 g Aceite de Germen de trigo
1,5 g Lisolecitina (como Emulsionante – aqui  en polvo)
86g Agua
 1-1,5g Xantana
aprox. 3 gotas de acido láctico
Aceites esenciales a gusto (aprox. 1o-15 gotas)
15 gotas de Conservante Rokonsal

Empezamos con la preparación de los utensilios y la desinfección de encimera, utensilios y envases de la misma forma cuando hacemos una crema casera: (Mas detalles en “Como hacer una crema casera”
Bien, empezamos con la elaboración del gel de ducha artesanal:
Hervimos el agua, lo dejamos enfriar un poco, medimos los 86g de agua y el 1g de xantana.
¡Importante! Mientras introducimos la xantana al agua ya tenemos que estar batiendo para evitar que se formen grumos y seguimos batiendo hasta que se haya hecho un gel como se ve en la foto. (Si con un 1g de Xantana el gel te parece demasiado liquido, entonces aumenta la cantidad de xantana y tendrás un gel mas espeso.)

 
En otro recipiente medimos el aceite y añadimos la lisolecitina. 
Lo calentamos en baño maria hasta 35-40ºC aprox. y removemos hasta que la lisolecitina se haya fundido y todo se haya mezclado bien.
Añadimos la betaina y el sucrose cocoate y removemos de nuevo y mezclamos todo bien con una espátula.
Vertemos la mezcla de “aceite+betaina+lisolecitina” a la mezcla de “agua+xantana” y batimos con la batidora. (Mejor coger un recipiente lo suficientemente grande para que no nos salga todo por el borde, porque puede que se harán burbujas, aumenta el volumen y tendremos nuestro gel por todos los lados.)

 
Se pueden añadir principios activos como la glicerina o el pantenol para tener componentes que dan hidratación y suavizan el efecto de los tensioactivos respectivamente) En este caso la glicerina se añadaría al agua, el pantenol se añadiría al final juntos con los aceites esenciales.
 
Añadimos tantas gotas de acido láctico que hagan falta para que el pH esté sobre los 5,5. Añadimos los aceites esenciales. Quien quiere conservar su gel de ducha, puede conservarlo con conservante o alcohol, pero si se gasta en un tiempo normal, no hace falta, ya que tensioactivos tienen un ligero efecto antibacteriano.
 
Envasamos en botes previamente desinfectados y listo.

PD.: Si se usa la lisolecitina en forma liquida entonces no hace falta calentar nada, se mezcla el aceite con la lisolecitina, se remueve con una espátula hasta que se haya hecho un gel homogeneo. Seguimos los mismo pasos como arriba a partir de aquí.* Los resultados con lisolecitina en polvo y lisolecitina en forma liquida son los mismos, lo único que la lisolecitina en forma liquida es difícil de dosificar porque es muy, pero muy espesa. La lisolecitina liquida seguirá haciendo su efecto de emulsionante durante un o dos días mas, asi que si te parece muy liquido el gel ahora, vas a ver que dentro de dos días como mucho se habrá hecho un poco mas solido.

Si quieres que el gel de ducha casero haga mas espuma puedes añadir una cucharadita de Sodium Lauryl Sulfoacetate (SLSA)

Este gel de ducha tambien se puede usar como jabon liquido de manos.
Credito de primer imagen arriba: © Colourful bath by Susanne Karlsson