Te depiles tú misma en casa o vayas a un centro de estética a hacerlo, hay varios pasos que hay que tener en cuenta para antes y después del proceso. Son sencillos trucos que ayudarán a que la piel no sufra irritaciones ni molestias.

Y es que… Párate a pensar: ¿alguna vez has notado picor tras la depilación? ¿Te han salido pequeños granitos por la zona? ¿Notas rojez al terminar? Si has respondido sí a alguna de estas preguntas, es porque no has cuidado la piel como deberías, pero no tienes de qué preocuparte. En Cosmética Natural Casera Shop te desvelamos algunos de los principales trucos para lucir una piel perfecta y libre de irritaciones. ¡Toma nota!

Antes de la depilación

  • Agua caliente para abrir poros y exfoliación para eliminar pieles muertas. ¡Un dos en uno! Exfoliando y aplicando un poco de agua caliente sobre la zona a depilar ayudarás a eliminar la piel muerta y a abrir los poros. Al abrirse los poros, favorecerás el crecimiento del vello hacia afuera evitando obstrucciones y, en consecuencia, evitando la aparición de los folículos, esos incómodos granitos que emergen cuando se obstruye el canal de salida del vello. Descubre nuestra receta para elaborar un exfoliante natural y totalmente casero pinchando aquí.
  • Hielo sobre la zona a depilar. Si el método depilatorio utilizado no te produce dolor, no es necesario aplicar hielo, pero si por el contrario utilizas métodos algo más fuertes como la cera, un truco para que no te duela es poner un poco de hielo sobre la zona que vas a depilar (especialmente útil en zonas sensibles como la facial). ¿El motivo? El hielo actúa como un analgésico y no notarás prácticamente nada.

Después de la depilación

  • Agua fría. Si antes de la depilación te explicábamos que es recomendable aplicar agua caliente, una vez hayas terminado, lo ideal es aplicar justo lo contrario: agua fría. Solo así evitarás rojeces, picores e irritaciones.
  • Aloe vera. Una vez te hayas depilado, la zona no solo se volverá sensible durante un par de horas, sino que puede presentar cierta irritación (especialmente en pieles sensibles) o incluso cortes si has utilizado cuchilla. En este sentido, el aloe vera se volverá tu perfecto aliado al combatir la irritación y al actuar como cicatrizante. En nuestra tienda online encontrarás aloe vera BIO, 100 % natural y procedente de la agricultura ecológica, perfecto para la piel en momentos tan delicados como la depilación. Pincha aquí para acceder.
  • Aceite de caléndula o manzanilla. Si no tienes aloe vera a mano, otra muy buena opción es aplicar aceite de caléndula (clic aquí) o de manzanilla (clic aquí). Sus propiedades calmantes aliviarán la zona depilada en cuestión de minutos, además de hidratarla.

¿Conocías ya alguno de estos trucos?
¡Déjanos un comentario contándonos qué tal tu experiencia con ellos!