Este gel de ducha cremoso para piel seca nos proporciona las vitaminas y minerales de la leche de cabra y las propiedades hidratantes de la Aloe Vera. Además lleva una cantidad alta de aceite de almendras que lo hace muy suave y deja nuestra piel cuidada despues del baño. El gel es muy concentrado y hace bastante espuma asi que es suficiente con usar poca cantidad. Se puede elaborar de forma muy rápida y sin necesidad de calentar ningun ingrediente.

Ingredientes para 400 ml (aprox)

100 gr Betaina
80 gr Aceite de almendras
80 gr Leche de cabra entera en polvo
100 gr Aloe Vera Gel 1:1
2 gr Aceite esencial litsea cubeba BIO
1 gr Aceite esencial lavanda
2 gr Rokonsal (conservante)
Àcido láctico para regular el pH en 5-5,5

Elaboración

Como siempre, desinfecta con alcohol todos los envases y utensilios antes de empezar.
Una vez secos, mide la betaina en un vaso e introduce el aceite de almendras mientras bates con la batidora “minipimer”. 
 
Añade poco a poco cucharadas de leche de cabra en polvo y sigue batiendo. Verás que se forma una masa espesa. 
 
Añade el aloe vera y bate. Deberías obtener un gel cremoso.
Una vez conseguido, introduce los aceites esenciales y el conservante. 
 
  
 
Ya solo te queda comprobar que el pH se encuentra entre 5 y 5,5. Si no fuera así, no te preocupes. Puedes regularlo con unas gotas de ácido láctico.
¡Y listo para envasar! 
No olvides que todos los ingredientes y materiales para hacer el gel de ducha casero los encontrarás en nuestra tienda online (pincha aquí para acceder).