Hoy he mezclado un perfume natural para una amiga – me alegro mucho de que le guste tanto :-), así que aprovecho para compartir el resultado aquí en el blog. Quiero escribir mas entradas sobre el tema de perfumes “caseras” más en adelante, ya que es un tema interesantísimo, las posibilidades de combinación de los aceites esenciales son infinitas y bueno, las ganas de experimentar con los aromas tambien las son… Pero ahora que se va acercando la navidad,  tal vez os sirve un perfume natural de idea de regalo de navidad:
Es muy fácil: La base del perfume es mitad alcohol y mitad agua floral (o si no tienes  agua destilada). Coges el vaporizador en el cual quieres guardar o regalar tu perfume, que tiene digamos un volumen de 30ml: entonces lo llenas con 10 ml de alcohol y 10 ml de agua floral y el espacio restante se deja para los aceites esenciales. (Esas son medidas muy aproximadas, segun la intensidad que quieras conseguir para tu perfume varias esa cantidad – hay que tener en cuenta que los aceites esenciales se evaporan mas rapido que un eau de parfum que compras en la perfumeria)
A esta mezcla de alcohol y agua vas añadiendo los aceites esenciales. Cada vez en cuando lo agitas para comprobar e ir oliendo sobre la marcha para comprobar que se vaya acercando al aroma que vayas buscando.
Pues la mezcla que hize hoy se basa sobre todo en los olores cítricos como naranja (equilibra el humor) y mandarina (inspira en actividades creativas) y en cantidades menores: jazmín (ayuda a sentir optimismo y se dice que tiene efecto afrodisiaco), sándalo (un aroma muy cálido),  incienso (aclara la mente), mirto(tranquiliza) y vetiver (relaja).
Las proporciones entre los aceites esenciales son aproximadamente estos – lo mejor que cada uno va variando según gusto:

 

30% Naranja
30% Mandarina
15% Jazmín
10% Incienso
5% Sándalo
2,5 % Mirto
2,5% Vetiver

 

Importante: Hay que agitar a este perfume antes de usarlo, porque naturalmente los aceites se van separando de los demás ingredientes después de un tiempo.