¿Alguna vez has escuchado el término «tensioactivo» y te has quedado con cara de pan al no saber lo que es? No te preocupes, ¡es normal! Hay tantos términos en el mundo de la cosmética natural, que a veces es complicado llegar a familiarizarte con todos. Afortunadamente cuentas con nuestro blog, donde encontrarás respuesta a todas tus dudas.
En el caso que hoy nos ocupa, venimos a hablarte de los tensioactivos, muy utilizados a la hora de elaborar jabones y champús, además de encontrarlos también en detergentes, lavavajillas y otros productos de limpieza.
¿Pero qué son exactamente los tensioactivos? La definición básica podría resumirse en sustancias que consiguen que dos productos diferentes consigan fusionarse como si fueran uno solo.
Pongamos un ejemplo: los tensioactivos unen perfectamente el agua con la grasa en nuestra piel. Al unirse, se arrastran con el agua, consiguiendo así el efecto de limpieza. Incluyéndolos en productos para el cabello como los champús naturales, ofrecen el mismo proceso de limpieza pero, además, dejan el pelo mucho más brillante y sedoso.
Tensioactivos sí, pero naturales
¿Cuál es la diferencia, entonces, entre utilizar un tensioactivo normal y otro natural?  La diferencia con los tensioactivos naturales, que son los que vendemos en nuestra tienda online, es que estos tensioactivos naturales son de origen vegetal y mucho más suaves, no afectando tan negativamente a la piel.
Hay que tener en cuenta también, que los tensioactivos, como cualquier otro producto químico, tienen un impacto negativo sobre el medioambiente, pero no los tensioactivos naturales, dado que son biodegradables
En nuestra tienda online podrás encontrar toda una amplia variedad de este producto. Te animamos a que eches un vistazo y te decantes por el que más te guste. ¡No te arrepentirás!