No, no es la primera vez que publicamos una receta referente al cuidado de los dientes (podéis, por ejemplo, consultar el proceso para elaborar una pasta de dientes pinchando aquí), pero sí que es la primera vez que te explicamos cómo elaborar el perfecto enjuague bucal casero y 100 % natural, ¡sin dañar tus encías!
Y es que no hay que olvidar que todo lavado de dientes debería acompañarse siempre de un buen enjuague bucal que te permita limpiar y refrescar la boca después del proceso del cepillado. Así te asegurarás de que tus dientes están completamente libres de bacterias.
Si te ha picado la curiosidad y quieres saber más sobre la receta que hoy te proponemos, ¡sigue leyendo y toma nota!
Ingredientes para 100 ml (áprox)
10 gr Xilitol
Elaboración
1. Desinfecta todos y cada uno de los materiales que vayas a utilizar para la elaboración de este producto.
2. Mezcla todos los ingredientes siguiendo el orden indicado más arriba.
3. Envasa el resultado en una botella similar a la de la fotografía (100 ml – pincha aquí) y recuerda agitar bien antes de cada uso.
NOTA: Si no quieres tener que agitarlo cada vez que vayas a usarlo, puedes optar a utilizar solubilizante (clic aquí) o solubol (clic aquí). De esta forma, los aceites esenciales no se separarán del hidrolato.
Método correcto de uso
Agítalo bien antes de cada uso (a menos que hayas optado por utilizar solubilizante o solubol).
Añade 20 gotas del enjuague bucal a 10 ml de agua (o 40 gotas a 20 ml) y mantenlo en la boca durante un minuto haciendo movimientos para que llegue a todas las encías. Después, escupe.
No parece muy difícil, ¿verdad? ¡Anímate a probar esta receta y déjate sorprender por el resultado! Recuerda que puedes consultar la lista completa de ingredientes pinchando en el siguiente enlace:

 

Ver lista completa de ingredientes