¿Quién ha dicho que San Valentín solo tiene sentido en pareja? Para nosotros, el 14 de febrero es una fecha para compartir con la persona (o personas) que más quieres, y eso no solo engloba a las parejas, sino también a amigos, familiares ¡e incluso mascotas!

No obstante, si hay alguien a quien demostrarle lo mucho que le quieres, por encima de todo lo demás, es a ti misma. Porque para querer bien a los demás, primero hay que quererse a uno mismo, y porque nadie te va a querer más de lo que te debes querer tú. Así pues, este año hemos decidido regalarte cinco recetas con las que mirarte en este día tan especial para demostrarte lo mucho que te quieres.

¡Toma nota!

Baño reparador

Empecemos con lo básico: un baño relajante que te quite todo el estrés acumulado. Para ello, nada como unas bombas de baño. Aunque en nuestro blog tenemos varias propuestas, con la elaboración que te proponemos te olvidarás hasta de tu nombre. ¡Pincha aquí para conocer la receta!

Mima tu cuerpo

Una vez termines ese maravilloso baño relajante, sécate con la toalla y aplícate una crema corporal para hidratar tu cuerpo. ¿Nuestra recomendación? Una crema con aloe vera que te aportará un extra de hidratación, al tiempo que calma tu piel. Clic aquí para conocer la receta.

Maquillaje, ¿por qué no?

Si te gusta maquillarte, ¿por qué no aprovechar San Valentín para salir a la calle con un maquillaje especial? Te mostramos siete recetas con las que conseguirás el look perfecto. ¡Pincha aquí para no perderte nada!

Perfume como toque final

No salgas de casa sin antes echarte unas gotas de perfume. Dejarás huella allá donde vayas. Hace tiempo elaboramos una receta increíble de un perfume llamado “Buen humor”. Su nombre lo dice todo, ¿verdad? Toma nota de la receta haciendo clic aquí.

¿Te ha resultado útil e interesante esta receta? ¡Anímate a probarla y déjanos un comentario en nuestras redes sociales contándonos qué tal la experiencia!