A todas nos gustaría lucir una piel perfecta con el mínimo esfuerzo, pero sin un cuidado continuo, mantenerla limpia, fresca e hidratada resulta bastante difícil.
Muchas recurren a las típicas cremas que nos venden los anuncios, a los remedios de la abuela, a ese truquito que en su día dijo una amiga… Y en vano, porque al final el granito siempre acaba saliendo.
El problema muchas veces no está en qué haces, sino en la falta de constancia. De nada sirve comprar la mejor crema del mercado si luego te la pones una de cada tres veces. Otro de los imprescindibles que se debe llevar a cabo y que no todas practican es el proceso de la exfoliación. Aunque no te lo creas, es quizá la parte más importante de la limpieza, porque es la que eliminará las células muertas que se vayan acumulando y te dejará como nueva. Eso sí, tampoco hay que abusar de ella porque te puede llegar a producir cierta irritación. Con una vez cada semana o cada dos semanas, ¡de sobra!
Un punto importante a la hora de realizar esta exfoliación es contar con los utensilios adecuados. En Cosmética Natural Casera Shop te hemos preparado un pequeño listado para que no pierdas detalle de los básicos. ¡Toma nota!
   – Esponja Konjac. Se trata de una esponja 100% natural para la exfoliación facial. Proporciona una limpieza muy suave y es ideal para todo tipo de pieles. Además, ¡es biodegradable y libre de conservantes y aditivos artificiales!
   – Bambú. El exfoliante de bambú se puede utilizar tanto para la cara como para el cuerpo. Sirve para mejorar la oxigenación de las células y deja la piel suave y radiante. Además, es capaz de eliminar las irregularidades cutáneas. Eso sí, no puedes utilizarlo por sí solo, sino que deberás añadirlo a alguna crema.
   – Lufa. La esponja de lufa natural proporciona una exfoliación perfecta y, por si fuera poco, aumenta el riego sanguíneo. ¡Ideal para utilizar bajo la ducha!
También existen otros muchos productos que pueden utilizarse como complemento en la propia elaboración de exfoliantes. Por ejemplo, las semillas de amapola o los pétalos de rosa son ideales para la preparación de jabones exfoliantes y las perlas de jojoba y los huesos de oliva y almendras molidas, para las cremas exfoliadoras.
Todos estos productos de los que te hemos hablado se encuentran disponibles en nuestra página web y puedes acceder haciendo clic aquí. ¿Por qué no te animas y echas un vistazo? Además, en nuestro blog contamos con numerosas recetas para que empieces a crear tú misma tus propios exfoliantes caseros. ¡Aventúrate!