Papel Indicador PH 1-11 (5 m)

Para medir el pH de las cremas caseras

Más detalles

In Stock

6,59 €

Al comprar este producto puede obtener hasta 6 puntos de fidelidad. Su carrito totalizará 6 puntos de fidelidad que se puede(n) transformar en un vale de descuento de 0,12 €.


Papel Indicador de pH para regular el pH de las cremas caseras

El papel indicador de pH es uno de los elementos necesarios para la comprobación de los productos que entran en contacto con nuestra piel. Nos sirve para asegurarnos que no van a alterar nuestro propio pH y que por lo tanto, no nos resultarán perjudiciales.

Se trata de un tipo de papel tornasolado, impregnado con sustancias que reaccionan ante las características de acidez o alcalinidad de un compuesto, siendo de gran utilidad para poder medirlos. Controlar el pH es algo muy habitual en lugares que van desde colegios a piscinas y, por supuesto, es algo corriente en todos los laboratorios, aunque en ellos se utilizan medidores electrónicos, más avanzados, que además del pH nos dan datos sobre temperatura, oxidación, etc. A nivel doméstico podemos hacerlo fácilmente utilizando el papel indicador, lo que nos permitirá regular el pH de una crema que hemos elaborado en casa.

Cómo se usa el papel indicador

La forma de usar el papel indicador de pH es muy sencilla, basta con sumergirlo en una solución, esperar unos segundos y veremos como el papel cambia de color. Cada tono se corresponde con un nivel de pH, por lo que podremos saber al momento si ese producto es correcto para su uso tópico o no.

Cómo saber si el pH es el correcto

Nuestra piel tiene un pH de 5/5,4 aproximadamente, por ello es importante que el pH de una crema oscile entre estos números. Compruébalo con el papel pH que te ofrecemos en Cremas Caseras de una manera cómoda, sencilla y sobre todo eficaz. La referencia de los colores suele estar incluida en el propio envase del papel, por lo que no necesitaremos más que comparar la tira con la referencia y tendremos el resultado.

Cómo corregir un pH

El pH de un compuesto también nos indica si su formulación es correcta. Si está desequilibrado, los ingredientes pueden incluso anularse entre sí, y por eso es muy importante controlar y medir el pH al elaborar nuestros productos cosméticos, desde jabones a cremas.

Las mediciones se deben realizar cada vez que se añade algún ingrediente nuevo y al final, antes de dar el producto por terminado. Si la crema te ha salido demasiado ácida, o sea con un pH por debajo de los 5, entonces lo puedes subir añadiendo muy poco de bicarbonato de sodio. Si la crema te ha salido demasiado alcalina, o sea con un pH por encima de los 5,4 aprox. debe añadir más ácido láctico o ácido cítrico para bajar el pH más. Despues de haber añadido el corrector, se vuelve a medir para ver si ya está el pH dentro del baremo deseado.

Características del papel indicador de pH

El papel indicador de pH es un producto bastante económico que podemos encontrar fácilmente en el mercado, pero eso no quiere decir que todos los papeles sean iguales.

Para finalizar, si quieres utilizarlo en casa lo más cómodo es adquirirlo en formato de tiras reactivas, pero deberemos tener en cuenta dos factores: su resistencia (como vamos a introducirlas en soluciones líquidas, si no son lo suficientemente resistentes pueden deshacerse al usarlas) y la calidad del colorante: para que el resultado sea claro y determinante, necesitaremos unas tiras en las que el colorante no se corra ni desaparezca. Las tiras deberán retener los colores y evitar que se mezclen entre sí.

Rollo de papel indicador de 5 metros (aprox. 166 tiras)

Importante utensilio para regular el pH de las cremas caseras.

Se mide el pH de la crema terminada. Si el pH es muy alto todavia, se añade unas gotas de acido lactico. Se mide de nuevo para comprobar si se ha llegado al pH deseado. 

Recetas con este producto

Productos relacionados