¿Sientes picor, quemazón o irritación en la zona de la axila cuando te aplicas tu desodorante habitual? Eso es porque muchas veces los desodorantes que se venden en el mercado llevan componentes nocivos para tu salud. Tu piel simplemente te está avisando de que ese producto no es bueno.

La solución no pasa por dejar de utilizar desodorante, sino por encontrar aquel que te ofrezca frescor y confort, pero sin perjudicar la salud de tu piel. En este sentido, M Luz Herránz nos trae una estupendísima receta 100 % natural que te protegerá y, además, mantendrá a raya el mal olor.

¿Quieres aprender a hacer la receta? ¡Pues toma nota!

Ingredientes
35 gr Hidrolato de lavanda BIO
45 gr Agua mineral
10 gr Aloe vera
4 gr Alumbre
4 gr Arcilla blanca (Caolín)
1 gr Óxido de zinc
0,4 gr Bicarbonato de sodio
0,30 gr Xantana transparente
10 gotas Sharomix (conservante)
Ácido láctico (solo si fuera necesario para regular el pH)

Elaboración
1. En primer lugar, desinfecta todos los envases y utensilios que vayas a utilizar.

2. Una vez limpios, diluye la xantana en los 45 gr de agua mineral. Intenta dejarlo caer en forma de lluvia a la vez que vas agitando.

3. Mientras dejas reposar a un lado la mezcla que acabas de hacer para evitar que se formen grumos, introduce los 35 gr de hidrolato de lavanda en un recipiente y vete añadiendo poco a poco el resto de ingredientes (el orden da igual, pero asegúrate de empezar por el aloe vera), y remueve hasta que quede homogeneizado.

4. Finalmente, une ambos pasos y agita bien hasta obtener una textura semi-espesa. Después, dosifícalo en envases.

5. La formulación resultante debería dar un pH de entre 4 y 5, pero si te resulta necesario, añade unas gotas de ácido láctico para rebajarlo, o de bicarbonato para aumentarlo.

¡Y listo! Tu desodorante natural debería estar en perfectas condiciones para usar. Echa un vistazo al resultado de M Luz:

Increíble, ¿verdad? ¡No esperes y anímate a hacerlo tú mismo/a! Puedes consultar la lista completa de ingredientes a través del siguiente enlace: