Este jabón casero se prepara con aceite de cártamo, un aceite indicado para el cuidado de pieles con acné que no deja film grasiento en la piel. El acido láurico del aceite de coco y los aceites esenciales que añadimos nos ofrecen los efectos antibacterianos que son importantes para la limpieza de piel acnéica. El aceite de pepita de calabaza y el aceite de comino negro nos aportan propiedades antiinflamatorias. El aceite esencial de salvia Sclarea y raíz de lirio ayudan a fijar el aroma refrescante del jabón. Al final añadimos arcillas que nos ayudan a absorber grasas e impurezas de la piel y sus particulas finas tienen un efecto exfoliante muy leve y suave. 


Cúrcuma molida le da un tono amarillo, naranja hasta marrón según la cantidad usada, actúa contra problemas de piel como soriasis, eczemas y  actúa de forma antibacteriana, antiinflamatoria y es un buen antioxidante.

Ingredientes para 12 pastillas:

440gr Aceite de Coco
80gr Aceite de Ricino
200gr Aceite de Cártamo
200gr Aceite de Pepita de Calabaza virgen
80gr Aceite de Comino Negro virgen

375gr Agua – aqui usamos una Infusión de 3 cucharadas soperas de Romero en lugar de agua solo
146,37gr Sosa Cáustica (NaOH) (sobreengrasado de 6%)

1 cucharada de té de Cúrcuma molida
2-3 cucharadas de té de Arcilla blanca y/o rosa

10ml Aceite esencial de Limón
10ml Aceite esencial de Lavanda
10ml Aceite esencial de Salvia Sclarea
5ml Aceite esencial de Cedro de Atlas
1 ½ cucharadas de té de Raíz de Lirio (Iris) molida

Si es la primera vez que haces un jabón, es muy importante que leas primero las medidas de seguridad que se han de tomar SIEMPRE que manipulamos sosa cáustica. 

Empezamos por preparar la infusión de romero. Llevamos a hervir brevemente el romero en el agua y lo dejamos reposar de 2 a 3 horas, lo colamos y lo dejamos enfriar. En el proceso de preparar la infusion se perderá un poco de agua, entonces necesitamos 400gr de agua para obtener 375gr de infusión.
Una vez fría la infusión de romero, nos ponemos las gafas de protección. Medimos los 375gr de infusión de romero en un vaso y lo metemos en el fregadero, añadimos la sosa cáustica y removemos con varilla de vidrio para que se disuelva. Lo dejamos alli para que baje de temperatura. Abrimos la ventana para que se vayan los vapores y mientras removemos nos ponemos una mascarilla para no respirar los vapores.
 

Ahora  medimos los aceites esenciales en un vaso pequeño y añadimos la raíz de lirio molida, removemos y lo ponemos aparte para su uso posterior.
 

Medimos en una olla el aceite de coco y lo calentamos lo justo para que se funde el aceite de coco. Añadimos los demás aceites a la olla y removemos. Nos ponemos de nuevo las gafas. 

Vertemos la infusión de romero con la sosa al aceite y empezamos a batir en seguida con la batidora minipimer durante aproximadamente 2 minutos. 

Tienes que parar de batir en el momento que observes que las gotas del jabon que caen de la batidora no se hunden en el jabón. 

Cogemos una pequeña cantidad de agua, añadimos la arcilla y la curcuma y removemos con una cucharita hasta que tengamos una pasta homogénea y junto con los aceites esenciales lo añadimos al jabón, removemos para que se quede todo bien mezclado. 

Vertemos el jabón en moldes. Al contener aceite de ricino y aceite de cártamo este jabón será al principio un poco mas blando, pero solamente hay que dejarlo secar un poco mas tiempo de lo normal (de 2 a 3 días) antes de desmoldar. Hay que dejarlo curar entre 6 y 8 semanas en un sitio ventilado y seco para poder usarlo.

Los ingredientes, materiales y moldes para hacer este jabón en tu casa encuentras en nuestra tienda online: Cosmética Natural Casera Shop – www.cremas-caseras.es