No solamente se usan los masajes en el campo de medicina, sino se aplican masajes para aliviar las tensiones musculares, reforzar el tejido conjuntivo, conseguir una mejora cicatrización de heridas y relajar cuerpo y alma. Aparte de las diferentes tecnicas de masaje que se aplican para conseguir diferentes fines terapéuticos, se puede elegir diferentes  aceites esenciales en un aceite de masaje. Los aceites esenciales escogidos influyen en los sentidos, pueden contribuir a la relajación, promover la circulación de la sangre, ejercer un efecto afrodisíaco ó aliviar dolencias físicas o mentales.

En la receta de esta semana hemos elegido los aceites esencial de la melisa oficinalis y el aceite esencial de lavanda, ambos conocidos por sus efectos relajantes:

El aceite esencial de Melisa: aporta un efecto calmante en todo el organismo, da sensación de seguridad, es capaz de aliviar la tensión interna y nerviosismo, aliviar problemas del corazón y actúa contra los estados melancólicos.

El aceite esencial de Lavanda: calma, reduce el estrés, mejora el equilibrio y la circulación

El aceite base para el masaje es aceite de almendras que es tan suave que tambien es adecuado para piel sensible.

Ingredientes para 100ml de Aceite de masaje relajante:

100ml Aceite de Almendras virgen
7gotas de Aceite esencial de Melisa (Melissa officinalis)
8gotas de Aceite esencial de Lavanda
2 gotas de Vitamina E Tocoferol


¿Como hacer aceite de masaje relajante casero?

Introducir primero el aceite de base en una botella de vidrio oscuro, añadir los aceites esenciales y la vitamina E, agitar y cerrar la botella. Guardar en un lugar fresco y sin luz directa.

Conseguirás un mayor efecto del masaje si se descanas 5 minutos despues con los ojos cerrados. Es importante no ducharse o bañarse despues, para que los aceites puedan ejercer su efecto.

¿Quieres hacer aceite de masaje relajante en casa? Haz click en el siguiente enlace:




Copyright Imagen: Lavender Aromatherapy © Eyewave