Gracias a esta crema casera de ducha exfoliante, mimarás tu piel como nunca (las vitaminas y minerales del plátano y del yogur ayudarán a ello).
Por su parte, las perlas de jojoba te aportarán una exfoliación muy suave al tiempo que el aceite de almendras dulces rehidratará tu piel. Por no hablar del contenido de tensioactivos naturales presentes en este exfoliante, que proporcionarán una limpieza absoluta, sin necesidad de utilizar después ningún gel.
¿Y qué conseguirás utilizando exfoliantes naturales para la piel? Eliminarás las células muertas, las zonas ásperas se volverán suaves, mejorarás la microcirculación y apoyarás la regeneración de la piel. 
Como verás en los pasos de la elaboración, se trata de una receta bastante sencilla. No precisa de calentar ningún ingrediente y tampoco se necesita batidora y, además, deja un aroma a plátano combinado con vainilla realmente apetecible.
¿Te animas a elaborar la receta?

Ingredientes para 130 ml (aprox)

FASE 1
2 gr Xantana normal
4 gr Glicerina vegetal 86,5%

FASE 2
70 gr Agua (previamente hervida y fría)
10 gr Plátano en polvo
10 gr Yogur en polvo
10 gr Perlas de jojoba***

FASE 3
15 gr Decyl glucoside
10 gr Coco glucoside
2 gr Lecitina fluída
1 gr Aceite de almendras dulces

FASE 4
0,3 gr Geogard (Cosgard)
5-10 gotas Fragancia natural “Vanilla Dreams (o Extracto de vainilla BIO 25 %
10-15 gotas Ácido láctico (para medir y regular el pH)

*** Perlas de Jojoba son exfoliantes idóneos para piel seca y piel sensible, si tienes piel normal y quieres que el grado de exfoliación sea normal hasta intenso puedes usar Exfoliante corporal Bambú en polvo con mayor granulometría (500micrometros). La dosificación y la manera de trabajarlo en la receta son las mismas. 

Elaboración

Como siempre, antes de empezar desinfecta con alcohol todos los utensilios y materiales que vayas a utilizar, dejándolos secar al tiempo que cubres la superficie de trabajo con papel.

Mezcla los ingredientes de la Fase 1 y remueve con ayuda de una cucharilla hasta conseguir una pasta homogénea.

En un vaso aparte, mezcla y remueve los ingredientes de la Fase 2 hasta que obtengas una mezcla sin grumos.

Haz lo mismo con la Fase 3.

Vierte ahora la Fase 1 en la Fase 2 y remueve para que quede todo perfectamente mezclado.

Por último, vierte la Fase 1+2 en la Fase 3 y vuelve a remover.
Ya solo te quedaría regular el pH con ácido láctico (necesitas que la formulación se sitúe entre el 5 y 5,4). ¡Ya estaría listo para envasar y utilizar!

Si quieres que el efecto exfoliante de esta crema de ducha sea aún mayor, puedes añadir más cantidad de perlas de jojoba o usar en su lugar huesos de oliva y almendras molidas.

Utilización

Aunque depende de cada tipo de piel, por lo general recomendamos utilizar esta crema exfoliante una vez por semana sobre la piel mojada, frotando suavemente para después aclararlo.

¿Te ha parecido útil e interesante esta receta? ¡No olvides dejarnos un comentario para saber qué tal te ha ido con ella! En Cosmética Natural Casera Shop estaremos encantados de leerte.

Listado completo de ingredientes

Quiero ver todos los productos

(*) Todas las recetas publicadas en el blog de Cosmética Natural Casera Shop son para uso privado y nunca comercial. La venta del producto final sin el permiso de Cosmética Natural Casera Shop está totalmente prohibida.