Este protector solar casero se basa en un filtro solar de cosmética natural que ofrece protección contra el espectro necesario de los rayos UVA y UVB. Para mayor protección, hemos introducido en su elaboración gama orizanol, palmitato de ascorbilo y vitamina E -Tocoferol, que son antioxidantes fuertes que aumentan la protección contra daños inducidos por la radiación ultravioleta en la piel.
La crema es bastante espesa, ya que rozamos la dosificación máxima absoluta del filtro solar, pero si frotas un par de veces a la hora de aplicarla, conseguirás una protección adecuada. Eso si, hay que tener paciencia a la hora de elaborar y batir y batir hasta conseguir una textura fina y ligera para que las partículas del filtro solar queden bien repartidas en la crema. 

Ingredientes para 100 ml (aprox)

FASE A
6 gr Aceite de coco fraccionado
2 gr Palmitato de ascorbilo
3 gr Gama orizanol

FASE B
50 gr de Filtro solar

FASE C
69 gr Hidrolato de té verde (o agua)
5 gr Glicerina vegetal 99 %

FASE D
0,5 gr Vitamina E – Tocoferol
1,5 gr Vitamina E Acetato natural
1 gr Geogard (conservante)

Elaboración

Desinfecta con alcohol los utensilios y envases que vayas a usar.

Calienta la Fase A en un vaso de laboratorio al baño maría hasta que se hayan fundido la gama orizanol y el palmitato de ascorbilo. Después, añade el filtro solar y remueve durante 5 minutos.

En un vaso de laboratorio aparte, introduce el hidrolato de té verde y la glicerina, y caliéntalo hasta que alcance también los 75-80ºC.

Vierte la Fase C en la Fase A+B, haciendo que se mezclen bien para homogeneizar. Agita a máxima velocidad durante 25 minutos.
Ahora coge una pequeña cantidad y prueba a aplicártela en la mano. Si después de frotar dos o tres veces ves que no se distribuye del todo bien por la piel, métela de nuevo en el baño maría, bastiendo hasta obtener una textura cremosa a la vez que ligera. Verás que al principio se te queda como una piedra en el vaso, pero al batir con paciencia y con una batidora de varillas fuertes, te quedará una textura de crema homogénea.

 

Añade la Fase D, remueve y ajusta el pH si es necesario.

¡Importante! Cuando se elaboran productos de protección solar, debes prestar atención y utilizar únicamente aceites estables a la ocidación (aceite de jojoba, de babasu, de coco, mantecas vegetales, aceite de karité, etc.). También es importante tener en cuenta que no se deben usar aceites esenciales fototóxidos, como pueden ser muchos de los aceites cítricos.

Por otro lado, no olvides que hay dos tipos de filtros solares: los químicos y los físicos. Los químicos no se deben usar nunca en cosmética natural ya que, además de ser perjudiciales, tienden  a descomponerse (incluso se sospecha que pueden actuar como si fueran hormonas). En este sentido, la mejor alternativa son los filtros solares físicos como el dióxido de titanio o el de zinc. Se les llama «físicos» porque su forma de actuar se basa en la reflexión de la luz.

¿Te ha parecido útil e interesante esta receta? ¡No olvides dejarnos un comentario para saber qué tal te ha ido con ella! En Cosmética Natural Casera Shop estaremos encantados de leerte.

Listado completo de ingredientes

Quiero ver todos los productos

(*) Todas las recetas publicadas en el blog de Cosmética Natural Casera Shop son para uso privado y nunca comercial. La venta del producto final sin el permiso de Cosmética Natural Casera Shop está totalmente prohibida.

 
Copyright Imagen de entrada: © Mabe123 | Sunblocker Photo