Esta crema de día para piel normal y hasta seca lleva una mezcla de pigmentos naturales y arcilla blanca con un tono beige que otorga un efecto matificante y ayuda a cubrir pequeñas imperfecciones.

Tal y como está la receta indicada, el resultado sería algo así como una crema de maquillaje, pero si quieres elaborar una loción más ligera, puedes aumentar la cantidad de agua a 40-45 gr.

Si tienes la piel muy seca, puedes probar a sustituir la manteca de mango por manteca de karité y añadir, además, una pizca de polvo de perlas para quitar el brillo que la manteca de karité podría dejar.

Si necesitas que la crema tenga un tono más oscuro, simplemente aumenta la cantidad de pigmento marrón.

 

Ingredientes para 50 ml (aprox)

10 gr de Aceite de jojoba
2 gr Escualano vegetal
5 gr Emulsan (emulsionante)

5 gr Manteca de mango
2 gr Aceite de argán
2 gr Aceite de macadamia

30 gr Agua
2 gr Glicerina vegetal
4 gotas Proteína de seda
0,2 gr Ácido hialurónico
0,2 gr Vitamina E – Tocoferol

PIGMENTOS
2,8 gr Dióxido de titanio CI 77891
0,2 gr Pigmento ocre-amarillo (óxido de hierro) CI77492
0,2 gr Pigmento marrón (óxido de hierro) CI77491, 77492, 77499
1 gr Arcilla blanca (caolín)
0,6 gr Rokonsal (para una conservación de aproximadamente 3 meses)
2 gotas Ácido láctico

A tener en cuenta

  • Si bates con la batidora tipo minipimer la crema te saldrá más densa y compacta.
  • Si bates con la batidora de varilla, te saldrá más ligera (como un mousse).

En Cosmética Natural Casera Shop hemos probado ambas opciones y en nuestra opinión, la crema sale mejor con la minipimer. La desventaja que tiene hacerlo de esta manera es que si haces una cantidad pequeña, una buena parte del producto quedará en la batidora y lo aprovecharás menos. En este sentido, creemos que es mejor hacer el doble o el triple de cantidad al usar la minipimer (es decir, para cantidades pequeñas y pruebas, la batidora de varilla; para cantidades más grandes, la minipimer).

Elaboración

Desinfecta pulverizando con alcohol los envases y utensilios, y cubre la superficie de trabajo con papel de cocina.

Pesa los pigmentos y la arcilla en un vaso de laboratorio pequeño o en una copita y pasa a molerlos bien en el mortero hasta que veas que se hayan mezclado a la perfección y se haga visible el nuevo tono.
El tono que ves en esta foto es un beige ligero. este tono es beige ligero.
Quita los restos pegados en el filo del mortero y vuelve a ponernos en la copita para reservarlo
Hierve la cantidad indicada de agua y añade la glicerina, removiendo para que se mezclen bien. Déjalo aparte para que se enfríe y adquiera la temperatura necesaria para hacer la emulsión.
Ahora calienta el aceite de jojoba, el escualano vegetal, el aceite de argán y el aceite de macadamia con el emulsan al baño maría hasta que se haya fundido el Emulsan. Una vez conseguido, quita el vaso del baño maría y añade la manteca de mango (o de karité si tienes la piel muy seca), y remueve para que se funda todo bien.
Introduce los pigmentos en los aceites y bate con la batidora para que se distribuyan bien todos los pigmentos.
Vierte el agua cuando esté a 65ºC en los aceites y bate hasta que se haya hecho la emulsión (para cuando ya veas que ya no cambia más de textura).
Si aún no está fría, espera a que esté casi fría e introduce los principios activos (proteína de seda, ácido hialurónico y vitamina E) y el conservante Rokonsal.
Mide el pH y, si no estuviera entre 5-5,4, añade dos gotas de ácido láctico, bate brevemente con la batidora y envasa el producto ya terminado.

 

¿Te ha parecido útil e interesante esta receta? ¡No olvides dejarnos un comentario para saber qué tal te ha ido con ella! En Cosmética Natural Casera Shop estaremos encantados de leerte.

Listado completo de ingredientes

Quiero ver todos los productos

(*) Todas las recetas publicadas en el blog de Cosmética Natural Casera Shop son para uso privado y nunca comercial. La venta del producto final sin el permiso de Cosmética Natural Casera Shop está totalmente prohibida.